El momento de saber que estás embarazada es un momento especial y único porque empiezas una nueva vida con miles de retos por delante.

¿Cómo es el primer trimestre de embarazo? ¿Me sentiré bien? ¿Y si lo pierdo? ¿Engordaré mucho?¿Tengo que cuidarme de una forma especial? ¿Podré hacer vida normal?

Son algunas de las preguntas que te vendrán a la cabeza a partir de ese momento, así que veamos algunos consejos para el primer trimestre de embarazo y para que este sea lo más tranquilo posible.

Qué debes saber en el primer trimestre de embarazo

Te intentamos resolver todas tus dudas, o al menos las más frecuentes, en las siguientes recomendaciones para los primeros meses de embarazo:

1- Mejor ir trimestre a trimestre

Es normal que en el primer trimestre del embarazo te surjan dudas que hasta ese momento ni te habías planteado, pero no te anticipes, tienes muchos meses para resolverlas.

Por lo tanto, no te agobies intentando descubrir cómo será todo porque solo podrás saberlo cuando vaya sucediendo. Lo mejor es que vayas trimestre a trimestre.

Los consejos más importantes para el primer mes de embarazo son, principalmente, dos:

  • El primero es que vayas al médico lo antes posible, las revisiones y los controles son indispensables y ellos serán los que te vayan guiando paso por paso. Tomarán nota de tus datos, te indicarán tus próximas citas médicas, tu fecha aproximada de parto (40 semanas desde tu última regla), las recomendaciones que debes seguir… Y podrás preguntarles tus dudas.
  • Y el segundo es que empieces a cuidarte de forma saludable y consciente. Tanto mental como físicamente.

2- Pedir información a tu doctor/a

Qué saber en el primer trimestre de embarazo es algo que te explicarán de forma detallada cuando vayas al médico.

Si tienes preguntas, no te avergüences ni creas que son dudas estúpidas. Es mejor que te quedes tranquila y expongas todo aquello que te preocupa, a que luego te vayas a casa sin la información que para ti sea importante.

Te aconsejamos ir apuntando las dudas y preguntas que quieras resolver. Pasa a menudo que al llegar a la visita del médico, tu mente se queda en blanco, sobre todo con el despiste típico del embarazo, así que mejor prevenir y llevar de antemano las preguntas.

El médico que te lleve el embarazo también te explicará con detalle, qué pruebas debes hacerte y a qué revisiones debes ir. En cada trimestre tendrás unas revisiones, pruebas o análisis específicos, los cuales te irán indicando cuando llegue el momento.

Así que tranquila, no te vas a sentir perdida en este aspecto.

viajar embarazada segundo trimestre

3- Dar la noticia a familia y amigos

Es lógico que quieras compartir tu alegría con todo el mundo desde el minuto uno, pero has de tener en cuenta que algunos embarazos se interrumpen solos durante el primer trimestre.

Así que elige bien cuándo y a quién le cuentas la noticia.

El primero en saberlo debe ser tu pareja. Después es mejor que lo sepan primero las personas más cercanas, a la cuales puedes pedirles que guarden la noticia un poco tiempo.

Cuando haya pasado el tiempo de riesgo, (se aconseja dejar pasar al menos las 12 primeras semanas), se lo puedes contar a todos los demás.

¡Ten en cuenta que este tipo de noticias corren como la pólvora!

Además, una vez das la noticia, todo el mundo querrá explicarte su experiencia, aconsejarte, opinar sobre todo lo que has de hacer durante el embarazo, y la verdad es que puede resultar bastante agobiante y estresante recibir tanta información diferente y, a veces, hasta contradictoria.

Si das la noticia paulatinamente también controlarás mejor toda la información que irás recibiendo.

¿Y puedes anunciar tu embarazo antes de las 12 semanas? Claro que sí, la decisión es tuya y de tu pareja. Solo que se recomienda dejar pasar este periodo, para que en el caso de haber alguna interrupción espontánea, sea más fácil y llevadero para ti, al no tener esa «presión social».

4-Los primeros síntomas

Alrededor del primer mes de embarazo puedes empezar a experimentar los primeros síntomas: cansancio y sueño, mareos, náuseas y vómitos, dolor de ovarios parecido al de la menstruación, hipersensibilidad hacia algunos olores, cambios en el estado de ánimo, etc.

Cada mujer los siente de forma diferente, hay quien casi ni los percibe y otras, en cambio, se pasan los tres primeros meses vomitando.

Sea como sea, es un estado que igual que viene desaparece, así que ten paciencia y busca remedios, que los hay, para disminuir un poco los efectos.

Por ejemplo, algunas infusiones de jengibre alivian las náuseas, no son la panacea, pero ayudan a hacerlo más llevadero.

5-Las precauciones en el alimentación en el primer trimestre de embarazo

A pesar de los síntomas, que son pesados pero no peligrosos, el primer trimestre suele ser bastante tranquilo. Si has ido al médico y todo sigue su curso, lo único que tienes que procurar es adquirir una vida más saludable.

Dejar de fumar, no consumir alcohol, cuidar tu alimentación, hacer ejercicio moderado o dejar el estrés de lado, son recomendaciones fundamentales en los primeros meses de embarazo.

No es fácil cambiar de hábitos de la noche a la mañana, por eso mismo has de aprovechar el primer trimestre para adaptarte a las nuevas y sanas rutinas.

En cuanto al tema de la alimentación en el primer trimestre de embarazo, tu médico y matrona te pasarán con detalle lo que no se recomienda comer durante todo el embarazo, pero en general, lo que debes tener en cuenta es que los alimentos que no estén bien cocinados, pueden contener bacterias muy peligrosas durante el estado de gestación, tanto para ti como para el bebé.

Nos referimos al jamón serrano, embutidos, queso de leche cruda, verduras sin lavar correctamente, pescado ahumado o en salazón, carne poco cocinada… Estos alimentos, mejor esperar a que pasen los 9 meses para consumirlos 😉

Tampoco se aconseja tomar cafeína durante el embarazo o bebidas estimulantes. Y durante el primer trimestre, no abusar de infusiones o tés. De hecho, el menta poleo no es aconsejable tomarlo durante el primer trimestre.

primer trimestre de embarazo

Por otro lado, también te informarán de los alimentos recomendados para el buen desarrollo del bebé: si no lo tomabas aún, empieza a tomar ácido fólico desde el primer día, come más fruta y verdura, frutos secos, carnes poco grasas, pescados, bebe mucha agua, consume lácteos, pásate a los alimentos integrales, consume menos azúcar…. y en general, mantén una dieta equilibrada.

Durante el primer trimestre es cuando tiene lugar la formación y creación de tu retoño. Es decir, desde que es un conjunto de células hasta que se han formado sus órganos vitales y su cuerpecito se va asimilando al de un bebé. ¡Así que imagínate, lo importante que es cuidarse, mimarse y tomar las precauciones necesarias durante este periodo!

6-Acepta que el cuerpo cambia

Que el cuerpo empiece a experimentar cambios es un factor de preocupación en muchas mujeres. Los pechos y la cintura se agrandan, salen estrías, aumentas de peso, te hinchas, retienes líquidos…

La verdad es que para albergar una vida en tu interior, tu cuerpo ha de adaptarse, ubicarse y reestructurar su espacio, por lo tanto, acepta que es normal pasar por ese proceso.

Sí, es más fácil decirlo que aceptarlo, pero no te queda otro remedio, cambiarás quieras o no, así que es mejor que te lo tomes como lo que es, algo pasajero que luego podrás volver a recuperar. Disfruta de cada momento y piensa que cada pequeño esfuerzo es para crear un precioso ser dentro de ti.

Ojo, cada cuerpo es distinto y tarda lo que tiene que tardar en recuperarse, pero si desde el principio te alimentas bien y haces ejercicio, ayudarás a que tarde menos.

No obstante, estos cambios son progresivos y muchos empiezan a aparecer cuando el embarazo está más avanzado.

Por tanto, ¡toma nota de los consejos que te hemos comentado antes sobre una dieta saludable!

7-Emociones desbordadas

Tener ganas de llorar, sentir emociones intensas, tener miedo durante el embarazo, enfadarte de forma desmesurada o estar irascible sin saber el motivo son algunas de las variaciones emocionales por la que seguramente pasarás durante el embarazo, hazte a la idea.

No olvides que tus hormonas están disparadas y que es difícil controlarlas. Eso no quiere decir que tengas que permitirte crear el caos a tu alrededor, simplemente has de tenerlo en cuenta y avisar para que también lo tengan en cuenta los demás.

Date tiempo y ten paciencia contigo misma, no pasa nada por sentirte más vulnerable, no significa que seas débil, solo significa que estás pasando por un periodo importante de muchos cambios y tu organismo necesita asumir todo lo que le está sucediendo.

Aprende técnicas de relajación, apúntate a yoga, delega tareas… y en general, empieza a vivir con el menor estrés posible, ya que este podría afectar al bebé.

Como has podido observar, los consejos para el primer trimestre de embarazo no tienen mucha complicación. Si vas a las revisiones y llevas una vida sana podrás seguir con tu vida de la misma forma que hacías hasta ese momento.

Desde luego habrá cambios, pero nada que tu mente o tu cuerpo no estén preparados para asimilar. Y si en algún momento sientes que necesitas ayuda, no dudes en pedirla, recuerda que no hace falta hacerse la fuerte.

También puedes echar un vistazo a nuestros post sobre los 20 consejos vitales para padres y madres primerizos o los 7 libros recomendamos para padres primerizos 😉

Disfruta del primer trimestre de tu embarazo, te espera un largo e intenso camino lleno de experiencias.

¿Tienes más consejos o sugerencias? No olvides dejarlas en los comentarios.

¡Enhorabuena y bienvenida a esta nueva aventura!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Ver más información ACEPTAR

Aviso de cookies

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

¿Quieres recibir información sobre productos para bebé, ofertas, consejos de crianza, novedades y mucho más?

Hacer que un bebé sea sociable

Responsable: Bebedia, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing de MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@bebedia.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad