Estar embarazada no implica tener que quedarte en casa. De hecho, si el embarazo se desarrolla con normalidad no hay ninguna limitación para realizar viajes hasta muy avanzado el embarazo.

Aún así, hay consejos para viajar embarazada que deberías conocer ¿vemos cuáles?

Consejos y recomendaciones para viajar

¿Cuál es el mejor momento para viajar embarazada? ¿Qué destinos se recomiendan? ¿Cuál es el mejor transporte para viajar embarazada?

A continuación vamos a intentar dar respuesta a todas las dudas que te puedan surgir en relación a este tema 😉

1.Habla con tu ginecólogo sobre tu viaje embarazada

Si estás planificando un viaje, conviene que se lo comuniques a tu ginecólogo. Este profesional te dará todo tipo de consejos para realizar el trayecto de la manera más adecuada a tus circunstancias y será él el que evalúe la conveniencia de realizarlo.

A partir de la semana 28 de gestación, tu ginecólogo deberá extenderte un certificado médico para poder desplazarte en avión.

2.De 3 a 6 meses de embarazo, el mejor momento de viajar

Escucha a tu cuerpo. Si tienes tiempo para planificar el viaje, organízalo para que coincida con el segundo trimestre de gestación.

Durante los primeros meses de embarazo, sentirás tu cuerpo extraño y podrán producirse episodios de náuseas y malestar general. Por ello, seguramente, no tengas muchas ganas de viajar. Además son meses en los que puede haber riesgo. Por lo tanto, evita en la medida de lo posible viajar embarazada de 2 meses.

Por otra parte, hacia el final del embarazo, de 7 y 8 meses, se dan más limitaciones.

Por lo tanto, lo ideal es aprovechar el segundo trimestre y viajar embarazada desde los 3 hasta los 6 meses, cuando el embaraza está más consolidado.

Insistimos en que estas son recomendaciones generales y de que cada mujer debe ser consciente de su situación individual.

viajar embarazada segundo trimestre

3.Busca los destinos preferidos por las mujeres embarazadas

Y ¿a dónde viajar embarazada?

En cuanto al destino para viajar en periodo de gestación, encárgate de que tu viaje garantice momentos de relajación y de que te sirva para desconectar. Piensa en aquello que te va a resultar cómodo y sé consciente de unas circunstancias especiales que debes atender para que el viaje sea perfecto.

Como por ejemplo:

  • Huye del calor: durante el embarazo, tu temperatura corporal aumenta, por lo que los ambientes de calor pueden provocarte una sensación de agotamiento y pesadez que puedes ahorrarte… Al menos, asegúrate de estar bien hidratada y de disponer de aire acondicionado y un entorno fresco.
  • Evita viajar a lugares exóticos: evita los lugares exóticos pues la presencia de mosquitos está asegurada. Esto, además de resultar realmente incómodo, puede suponer un riesgo de transmisión de enfermedades. Ciertamente, no parece la mejor etapa para realizar un viaje de este tipo, ya que suele exigir la puesta de vacunas, algunas de las cuales no recomiendan durante ciertos periodos de la gestación.
    Si pese a esto tienes que realizar un viaje a estas zonas, atiende a las recomendaciones de los centros de vacunación internacional y de tu ginecólogo.
  • Sé prudente con las caminatas y no realices actividades peligrosas

Estar embarazada no te impide realizar actividades como senderismo, incluso puede ayudarte a aliviar la sensación de hinchazón de pies; pero sé consciente de tus circunstancias. No es tiempo de hacer sacrificios o de batir récords.

Ten siempre previsto un plan b, como un coche, realiza descansos y mantente hidratada. Si el embarazo está muy avanzado, evita dar largas caminatas.

Por muy aventurera que seas, más vale prevenir que curar. Deja las actividades de riesgo para más adelante y no pongas el riesgo una de las mejores sensaciones de tu vida: la de ser madre.

4.Desplázate, preferiblemente, en avión o en tren de alta velocidad

Emplea los medios de transporte más rápidos y seguros para tu bebé. Atendiendo a estas condiciones de seguridad y velocidad, el avión es la mejor opción.

También resultan opciones interesantes los trenes de alta velocidad o los grandes cruceros.

Sin embargo, debes evitar lo más posible los desplazamientos largos en coches y, especialmente, autobuses.

viajar embarazada en avión

El avión: el medio de transporte ideal para las embarazadas

El avión es un medio ideal para realizar trayectos largos, dada su rapidez. Además, es el medio de transporte más seguro. Es verdad que el espacio entre los asientos puede resultar algo estrecho, pero debes echar mano de todos los pequeños trucos para viajar de la forma más confortable que te sea posible:

  • Compra un asiento al lado del pasillo, podrás estirar las piernas y levantarte a caminar por los largos pasillos, siempre que lo necesites.
  • Utiliza el baño y refréscate.
  • Emplea ropa cómoda y colócate el cinturón debajo de la barriga.
  • Algunas aerolíneas te ofrecen trato preferente, infórmate antes de realizar la compra del billete. Que te traten como la reina que eres.

A partir de los siete meses evita volar

En función de las condiciones del embarazo, se recomienda no volar a partir de la semana 36 o 32. Si, de todas formas, debes realizar este desplazamiento tendrás que presentar un certificado de tu médico. De esta manera, las aerolíneas evitan el riesgo de asistir un parto a bordo y se eximen de la responsabilidad de dejarte volar encinta.

Por tanto, lo más adecuado es que luego de los siete meses, te decantes por otros medios de transporte como el coche o, preferiblemente, el tren y sobre todo que intentes realizar desplazamientos cortos.

5.Utiliza ropa cómoda y hazte con medias de compresión

A la hora de realizar un viaje, emplea ropa amplia y echa mano de unas buenas medias de compresión.

Haznos caso, después de tu bebé (o bebés), las mejores compañeras de viaje van a resultarte las medias de compresión. Hacerte con unas te ayudará a sobrellevar el cansancio y evitar esa sensación de picazón. Las medias también previenen la aparición de varices.

Igualmente, evita estar largos periodos sentada y al llegar a tu destino, no olvides realizarte duchas de agua fría en las piernas para favorecer la circulación.

6.Viajar embarazada garantiza un viaje inolvidable

Vive una de las etapas más inolvidables de tu vida. Disfruta de un viaje único y siente la compañía de un ser (o seres) que asegura más aventuras inolvidables en el futuro.

Si estos consejos para viajar embarazada no te terminan de dejar tranquila, te recomendamos la opción de contratar un seguro de viaje por anulación, sobre todo en el caso de que viajes al extranjero y utilices medios de transporte público como el avión. En los casos de parto prematuro o de complicaciones imprevistas en el embarazo te devolverán los gastos de anulación.

Además, si quieres tener un 5% de descuento en los seguros de anulación de IATI, clica en este enlace.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, ¿Te ha resultado útil? ¡Danos un 5!)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Ver más información ACEPTAR

Aviso de cookies